En esta era de la inmediatez, redes sociales y dispositivos móviles, la línea que separa el trabajo y la vida privada se vuelve borrosa. Estar “conectado” las 24 horas del día parece una necesidad y no tener el celular a la mano nos pone en estado de suspenso.

Sumado a ello están: la carga laboral, los bajos salarios, la falta de tiempo de esparcimiento y el bajo nivel de decisión sobre las problemáticas laborales. Todas ellas son responsables directos del estrés laboral, una condición psicológica que provoca problemas de salud en los trabajadores y afectan negativamente el funcionamiento de las empresas en que laboran. Así lo reconoce la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su publicación La Organización del Trabajo y el Estrés.

¿Cómo funciona el estrés?

Las situaciones tensionantes repetitivas provocan “fallos” en el sistema nervioso, específicamente en el eje adrenal-pituitario-hipotalámico. El buen funcionamiento de este eje es esencial en el cuerpo ya que controla el gasto de energía y ayuda a regular el sistema inmunológico.

Actualmente sabemos que el estrés en bajas dosis sirve a los humanos como un mecanismo de adaptación, una herramienta para superar situaciones de peligro o tensión, debido a que aumenta la concentración y capacidades físicas. Sin embargo, el estrés en altas dosis provoca desórdenes físicos como gastritis, colitis, dolores de cabeza, lumbalgia, dermatitis, insomnio, entre otros.

El exceso de estrés también puede ocasionar necesidades psicológicas y físicas como la ingesta de alcohol y comidas chatarra; fumar, dormir a deshoras, entre otras. Aunque estos parecen métodos para aliviar la tensión, en estado de estrés solo contribuyen al deterioro de la salud.

¿Cómo combatir el estrés laboral?

En esta ocasión les traemos 5 tips que les ayudarán a combatir el origen del estrés y sus síntomas. Estos consejos son parte de los programas de salud laboral realizados por la OMS y la Asociación Americana de Psicología (APA, por sus siglas en inglés).

1. Reconoce la fuente de estrés

El primer paso para superar el estrés es saber qué situaciones, personas o actitudes lo provocan. Llevar un registro escrito de ello puede ayudarnos a elaborar un plan de acción para evitar su repetición. Así mismo, es importante anotar como reaccionamos ante ese factor externo. Es necesario evaluar nuestro comportamiento e identificar qué actitudes negativas debemos desechar la siguiente ocasión.

2. Organízate

Aunque a veces cuesta un poco hacerlo, sabemos que llevar un plan diario de las actividades puede ayudarnos a prevenir el estrés. La estrategia: pon por escrito todo aquello que vas a realizar al día siguiente y también aquello que utilizarás. En muchos casos, olvidar las cosas es una fuente de estrés que podemos evitar. Llevar una agenda o guía escrita también debe servirte para que pongas prioridades: qué es importante, qué puede esperar y qué no es necesario.

3. Trabaja en equipo

Hay que admitir que solemos ser nosotros mismos quienes nos provocamos estrés al no querer dar control a otro sobre una situación. Es fácil caer en el error de pensar que solo nosotros sabremos cómo hacer bien tal o cuál tarea. Esa falta de confianza en nuestro equipo hará que nos carguemos con más actividades de las que podemos manejar.

Pero también sucede al revés. Si tienes colegas o compañeros que no se muestran participativos, será importante que busques una manera positiva de solucionarlo. El diálogo con ellos o en grupo con el/la jefe será una herramienta eficaz.

4. Saber concentrarse y distraerse

En el horario laboral dedícate a trabajar. Parece obvio pero no lo es tanto actualmente debido a diversos factores de distracción como las redes sociales, los videos de Youtube, el chat, los juegos móviles, entre otros. Caer en estas “trampas de la atención” puede hacer que te retrases en la entrega de tu trabajo y que las fechas límite lleguen sin siquiera notarlo.

Pero, aunque parezca contradictorio, también debes parar un momento. Es recomendable que cada dos horas te detengas por 5 o 10 minutos para despejar la mente de formar positiva. Haz un ejercicio de respiración, dialoga con un colega, camina alrededor de tu área de trabajo, completa un crucigrama, lee un poema. Lo importante es encontrar una actividad que te libere de la monotonía pero que no te atrape por completo o por demasiado tiempo.

5. Haz ejercicio y come bien

Hacer ejercicio al menos unos minutos cada día puede llevarte a un estilo de vida más sereno y saludable. La actividad física libera endorfinas, esa hormona responsable del placer y la relajación. Un buen plan es reservar tiempo antes o después de tu trabajo para caminar, trotar o hacer un poco de gimnasia. Con 30 minutos diarios será suficiente para que vivas mejor.

Y si sientes que el estrés está llegando y te ataca la ansiedad por comer, opta por alimentos sanos como frutas, frutos secos, vegetales y agua. Esto evitará que se intensifiquen otros síntomas del estrés como la gastritis y colitis. ¿Te gusta el chocolate? ¡Pues también puedes comerlo! Una pequeña porción de chocolate amargo ayudará a relajarte, solo no abuses de su consumo.


¿Esta información te fue útil? ¡Coméntalo en nuestras redes sociales y síguenos!

Solo tienes que dar clic a las imágenes: