Fotografía por: Photoduet – Freepik.com

En Clínica Milenium sabemos que cada nacimiento es un acontecimiento especial. Sin embargo, la primera vez viene acompañada de esa mezcla de alegría, dudas y preocupaciones que quitan el sueño aún a la más valiente de las mujeres. Es entonces que el médico se convierte en un punto de auxilio sobre el desconocido camino de la maternidad; una fuente esencial de consulta que nos permite avanzar con seguridad, sabiendo que tendremos apoyo en los momentos difíciles.

Para ayudarte a inaugurar con calma esta nueva etapa de tu vida, hemos preparado una lista de 5 cosas que debes saber sobre el cuidado de tu hija o hijo. Estos apuntes y recomendaciones vienen del experimentado Dr. Carlos Vásquez Beckmann, Cirujano Pediatra y miembro de nuestro staff. ¡Seguro te serán muy útiles!

  1. Elige un médico para tu bebé y realiza visitas mensuales

Sales de la Clínica Milenium luego de dar a luz en nuestro New Baby Center y te preguntas “¿qué hacer ahora?” El siguiente paso son los chequeos mensuales. Para ello es importante que hayas definido previamente al pediatra que se encargará de la salud de tu nuevo niño o niña. Es común que en esta decisión influyan las recomendaciones de familiares y amigos que ya han pasado por la experiencia. Aún así, te recomendamos verificar que el título de tu pediatra conste en el registro de la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt) de Ecuador.

Otro punto clave es conocer personalmente al pediatra. Solo así sabrás si el médico cuenta con la calidez y profesionalismo que se busca en alguien con su oficio. Algunas preguntas que debes hacerte para elegir bien a tu pediatra son: ¿cómo responden otros niños a él/ella?, ¿parece disfrutar de su trabajo?, ¿qué tan abierto es a las preguntas de los padres?, ¿recibe llamadas fuera de su horario de atención?

Hay que recordar que, ante el desconocimiento sobre temas médicos de los padres, el doctor se convierte en la voz de autoridad y confiar en sus decisiones es necesario para actuar con rapidez ante posibles emergencias. Además, este pediatra será tu compañero mensual al menos durante el primer año de vida de tu bebé.

Fotografía por: Photoduet – Freepik.com

  1. Atención básica y alimentación

En cada chequeo mensual, el pediatra evaluará el crecimiento y desarrollo del infante. Algunas de las medidas que se toman en las visitas son: crecimiento del perímetro encefálico, torácico y abdominal.

En estas visitas también se hará seguimiento a la alimentación. Lo más recomendable, explica el Dr. Vásquez Beckmann, es que el niño/a consuma la leche materna. Dependiendo de su estado de salud o de la salud de la madre, el pediatra recomendará combinar la leche materna con suplementos alimenticios (“leche de fórmula”) o, en casos especiales, la presencia de un “pecho sustituto” para amamantar.

Aquellas madres que trabajan fuera del hogar tampoco deben preocuparse por no tener tiempo de “dar el pecho”. La leche materna puede ser extraída del seno y almacenada hasta seis meses, siempre y cuando se mantenga sellada y en refrigeración óptima.

A los 6 o 7 meses de edad se introduce a la alimentación del niño/a los jugos, cereales y frutas a manera de compotas o puré. Alrededor de los 18 meses se comenzará a agregar de a poco alimentos sólidos que lo habitúen a la alimentación común de un ser humano adulto.

Fotografía por: Photoduet – Freepik.com

  1. El llanto de los bebés

Sí, el llanto de un bebé nos pone a todos los pelos de punta y nos llena de preocupación. Sin embargo, es preciso mantener la calma y comprender que ese es único medio que el recién nacido tiene para comunicar sus necesidades.

El llanto puede significar hambre, incomodidad, calor, frío, presencia de gases, dolores, entre otros. Para saber si esas lágrimas y gritos responden a problemas de salud más graves es importante que estés atenta a síntomas como: fiebre; deposiciones continuas y diarreicas; tos y congestión.

Es importante que sepas que no hay un método infalible y único que sirva para tratar a todos los bebés. Cuando detectas estos síntomas debes llamar o acudir a tu pediatra para que, tras una evaluación física, se pueda determinar cómo proceder.

Fotografía por: Photoduet – Freepik.com

  1. Vacunación

En Ecuador, el Ministerio de Salud Pública (MSP) tiene establecidas las vacunas que los bebés deben recibir y a qué edades. Tuberculosis, sarampión, rubeola, meningitis, poliomielitis son algunas de las enfermedades que se evita manteniendo este tipo de controles. Gracias a ellos, en el país se han erradicado o se han disminuido de manera notoria su aparición.

El esquema de vacunación en Ecuador empieza dentro de las primeras 24 horas de vida del infante con una dosis de BCG (contra la tuberculosis)  y una de HB (contra la Hepatitis B). Después de dos meses siguen las vacunas Rotavirus, IPV (contra la poliomielitis), Pentavalente y Neumococo Conjugada.

La dosis de rotavirus se repite a los 4 meses, mientras que las dosis de IPV, pentavalente y neumococo serán aplicadas dos veces más, a los 4 y 6 meses. Terminadas las tres dosis de pentavalente se continúa con la vacuna contra la difteria, tétanos y tosferina. Al año de edad se vacunará contra el sarampión, rubeola, parotiditis y fiebre amarilla.

Si quieres conocer con detalle el esquema de vacunación, entra al sitio web del MSP.

Aunque los pediatras particulares pueden administrar estas inyecciones, el MSP recomienda que se acuda a los centros de salud u hospitales públicos para su aplicación.

  1. Cirugías en recién nacidos

A pesar de las constantes revisiones prenatales y los cuidados al momento del parto, hay condiciones que no se pueden evitar. Casos como malformaciones en el tubo digestivo, quistes en la piel, hernias inguinales, apendicitis, entre otras, no pueden ser tratadas con medicina sino que deben ser operadas con prontitud.

“Los padres siempre quieren evitar una cirugía a sus neonatos; sienten miedo de los procedimientos. Sin embargo, hay que entender que esperar que el niño/a crezca solamente va a dar tiempo para que el problema se desarrolle. Es mejor, y a veces más sencillo, atacar el problema en su origen, a corta edad”, explica el Dr. Vásquez Beckmann, quien se especializa en cirugía de infantes.

Dr. Carlos Vásquez Beckmann, Cirujano Pediatra y miembro del staff de Clínica Milenium. Contacto: 0994016698.


¿Esta información te fue útil? ¡Coméntalo en nuestras redes sociales y síguenos!

Solo tienes que dar clic a las imágenes: